Archivo de la etiqueta: varita mágica

Varita Mágica

Estándar

Cuando estamos en una encrucijada, recurrir al método de la varita mágica puede ser una buena opción para tratar de discernir si nuestros deseos son realistas o meras fantasías.

El método de la varita mágica no siempre funciona, porque la mente busca la forma de mantenerse en el área de comodidad, en lo conocido, se empeña en justificar el dolor, dando explicaciones imposibles y rebuscadas a cosas que tenemos delante y nos negamos a ver.

Comparto mi experiencias con la esperanza que a alguien le pueda servir.

Cierta mañana, en la sesión de terapia, mi analista, cansada de mi obstinada y repetitiva manía de hablar de él, de mi insistencia en tratar de comprender “porqué él me dejó”, de escucharme suspirar y decir que “cuando estaba con él era feliz” optó por cambiar de estrategia, ante mi empeño de no querer seguir adelante, de no avanzar, de permanecer anclada en el pasado, me dijo:

– Imagínate que yo soy tu hada madrina y que tengo una varita mágica que te puede conceder TODO lo que quieras, sin ningún límite, piensa y dime ¿qué quieres?

La primera sensación fue de pánico. ¿Todo lo que yo quiera? Me tomé unos minutos y respondí:

– Quiero tener a mi lado a una buena persona, que comparta mis valores y mis principios, que me guste y que yo le guste, estar enamorados, que sean sentimientos mutuos y correspondidos, alguien que quiera tener una relación de pareja y formar una familia.

– Entonces quieres conocer a alguien para vivir eso…

– Bueno…

 – Él no es la persona para la que estás formulando tu deseo, has dicho “que quiera tener una relación de pareja y formar una familia”… y él no quiere eso ¿verdad?

– No lo sé en realidad, sé que él tiene miedo, que el miedo hace que escapemos, también sé que el miedo hace que nos aferremos a lo conocido, aunque lo conocido sea la soledad.

Podría haber formulado el deseo “que él supere sus miedos y se atreva a iniciar conmigo una nueva etapa en su vida”, pero la magia no funciona para modificar los sentimientos de los demás.

Hay que avanzar, debemos hacerlo, pero cuesta dar el paso, cerrar definitivamente la puerta.

Mil dudas me corroen y me atan.

Las cosas que valen la pena conllevan un gran esfuerzo, tesón, constancia.

¿Habré luchado lo suficiente?

¿Me habré rendido antes de tiempo?

¿Hay algo más que yo pueda hacer?

Él nunca pronunció las palabras “no te quiero”.

Esa es mi ancla.

Sólo cuando sea capaz de levar anclas, la magia de la varita funcionará.182303739_014a7da697 varita mágica

Imagen: varita mágica

Anuncios