Archivo de la etiqueta: relaciones humanas

Adiós Dr. House, adiós…

Estándar

Así es la vida, todo tiene un principio y un final.

A nadie le gustan las despedidas, pero cuando algo se agota, hay que decir adiós.

Esto que digo es muy genérico y se aplica a infinidad de situaciones, pero principalmente a las relaciones.

Cuando una pareja se acaba, después de una época de duelo, que puede ser infinitamente larga o absurdamente corta, empezamos a buscar compañía y así fue que cierto día me di de alta en Amor en línea.

Poco, muy poco tiempo después, comprendí lo mal que está la especie humana, los pocos valores que ostenta la gente o la carencia de ellos.

Cansada de solicitudes de contacto indiscriminado, opté por cambiar mi descripción en el perfil, con la absurda ilusión de que, las personas que me enviaran una invitación tuviesen una idea mas clara de mi y de lo que buscaba y para que no me agregaran a su listado sin mas, tirando las redes a ver que se pescaba o disparando ráfagas con los ojos cerrados esperando a que alguna bala diese en el blanco.

Con la nueva información suministrada, el número de solicitudes disminuyó, pero no faltaba quien presionara el botón sin leer ni una sola palabra.

He aquí mi descripción en Amor en Línea: Estoy aquí porque busco conocer gente que me enriquezca, sin falsedades ni malos rollos. Considero a los guionistas de la serie “House” unos genios, al poner en la boca del personaje la frase “Todo el mundo miente”. Quisiera encontrar a la persona que sea la excepción que confirma la regla. ¿Existen personas sinceras?

El personaje ha muerto, pero sus enseñanzas quedan.

Duele mucho vivir con la idea de que tenga razón y que sea cierto eso de que “Todo el mundo miente”.

Aunque mucho mas duele que esa sea la causa y la razón de la muerte del amor.

Gregory, que irónica es la vida ¿me seguirás acompañando o debo decirte adiós?

Imagen vía www.fanpop.com

Anuncios

Todo el mundo miente

Estándar

Proverbio Árabe

“No digas todo lo que sabes,

no hagas todo lo que puedes,
no creas todo lo que veas,
no gastes todo lo que tienes,
Porque:

si dices todo lo que sabes,
si haces todo lo que puedes,
si crees todo lo que ves,
si gastas todo lo que tienes,
Puede ser que:

digas lo que no conviene,
hagas lo que no debes,
juzgues lo que no ves,
y gastes lo que no puedes”

No sé si mi reciente visita a tierras granadinas, entrar en contacto mas directo con cierta parte de la cultura árabe, con la parte que me identifico y reconozco como es su sabiduría popular, ha hecho que ponga por escrito pensamientos que hace bastante tiempo rondan mi cabeza.

Desde hace mucho inicié un proceso que me ha aislado paulatinamente de mis congéneres, ya no creo en nada.

Como suena muy categórico, diré que cada día creo en menos cosas, pero sobre todo, no confío en las personas.

En el fondo de mi corazón guardaba la oculta esperanza de encontrar personas especiales con quienes compartir los diferentes aspectos de mi vida, y algunos he encontrado, pero cada vez el círculo se cierra más y mas.

No sé si la causa de ésto, de este hermetismo, se debe a que no seguí algunos de los consejos del Proverbio Árabe que precede estas palabras.

Mi política de “sinceridad ante todo”, al parecer no es compatible con las relaciones humanas, y tal vez he dicho cosas que no convenían, hecho cosas que no debía y juzgado cosas que no he visto.

En cuanto a gastar… estamos en época de crisis también para el consumismo.

Quienes me conocen saben que pienso como House: “Todo el mundo miente.

Pero esa es otra historia que ya les contaré, y no es de las que comienzan con “Había una vez, en un reino muy lejano…” porque esas historias tienen final feliz y la felicidad es una auténtica utopía.