Picnic

Estándar

Para nuestro encuentro anual decidimos realizar un picnic en un escondido rincón natural muy cerca de la civilización.

Mientras degustábamos los manjares y la charla, desde un pino cercano bajó una pequeña ardilla que quería unirse al festín, pero ante mi eufórica reacción trepó nuevamente y se mantuvo a una distancia prudencial, observando nuestros movimientos.

Como siempre, nos enfrascamos en los eternos dilemas del bien y del mal. Yo sigo defendiendo mi postura, a pesar de todo, sigo pensando que a las personas buenas les suceden cosas buenas y a las que no lo son, les pasan las del otro tipo.

Reconozco que soy muy cabezota, porque sé que el mundo no funciona así, debería, pero no funciona así; mucha gente anda por la vida arrasando a su paso a quien se interponga en su camino para cumplir sus objetivos de gratificación.

Es agotador vivir en permanente estado de desconfianza, siempre alerta, siempre a la defensiva…

Soy fiel a mis principios, entre los cuales se encuentra aquel que sustenta que toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario y aunque me decepciono constantemente, ese malestar cada vez dura menos, la mayoría de las veces…

Tu y el resto de los que me quieren bien, dicen que no debería ser tan abierta, que no debería mostrar mis cartas ni esperar nada de nadie y lo intento, intento vivir el momento.

He dejado de llorar por lo que no pudo ser, ya no me pongo tan melancólica al escuchar esa canción, ya no vivo todo el día con tristeza, la mayoría de las veces…

Hay señales que me indican que voy por el buen camino, porque ocurren pequeños milagros, pequeñas alegrías o placeres, como compartir una comida campestre junto a un amigo y que desde otro árbol, una ardilla mas curiosa e intrépida que la anterior se acerque e interactue con nosotros.

picnicGracias Jose, por estar ahí, siempre.

Anuncios

Un comentario »

  1. El dejar de llorar por lo que no pudo ser es el primer paso para poder disfrutar con plenitud de lo que esta por llegar.
    Es el despertar de un letargo. Es como el deshielo que tras un largo y frío invierno deja paso a una primavera llena de colorido que sin duda invadirá los campos de tu vida.
    Esa ardilla tal vez fuese la mensajera que ha venido a anunciarte que una nueva etapa de tu vida esta comenzando porque tu ya estas preparada para disfrutarla.
    Nunca olvides aquel proverbio que decía:
    “Si te sientas en el camino, hazlo de frente a lo que has de andar, y de espaldas a lo ya andado.”

Deja un comentario, es gratis y anónimo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s