Fortaleza

Estándar

En un mundo en que cada vez prevalece lo efímero, fugaz, desechable, es muy fácil sentirse frágil y reemplazable.

Pocos se esfuerzan por solidificar lazos, crear relaciones duraderas, en general cosas que duren para toda la vida.

Por fortuna, azar, causalidad, hay veces que encontramos algún rayito de luz que nos calienta el alma y nos da esperanzas, que nos hace sentir que no todo está perdido.

En un Parque de Bomberos de Livermore-Pleasanton, California, hay una bombilla de luz que funciona desde hace 111 años, desde 1901.

Esta obra hecha a mano, con tiempo y dedicación, ha podido sobrevivir al paso de los años, a muchos bomberos que dieron su vida para salvar la de otros.

Solo con mucho mimo y esfuerzo un artesano pudo crear unos filamentos con tal fortaleza.

El mundo necesita mas artesanos, mas personas que con sus manos o con sus actos iluminen los caminos.

Quiero ser optimista, doy mi palabra, pero el futuro es tan incierto, oscuro…

Con la mayor fuerza de voluntad lucho para que el optimismo no me abandone.

Pienso en esa bombilla del Parque de Bomberos y ruego para que siga arrojando luz, en la mía y en todas las vidas solitarias que pueblan el mundo, que haga desaparecer las sombras y las dudas.

Centennial Light – Photo by Dick Jones

Os dejo en enlace por si quieren visitar el Parque de Bomberos de Livermore-Pleasanton.

Anuncios

»

  1. No cabe duda todo lo entrañable que se nos presenta esa bombilla y toda la carga emotiva que se desprende de ella, pero no por ello hemos de despreciar las nuevas bombillas LED mucho mas eficientes.
    Esta bien lo duradero y como persona ya entradita en años tiendo a ser partidario de ello, tal vez por la cada vez mas escasa agilidad para adaptarse tanto a las nuevas tecnologías como a las nuevas situaciones.
    Se echa especialmente de menos lo duradero en las relaciones personales. Tanto en las amistades como en el amor, pero en este último tampoco se trata de mantenerlo con vida artificial como un enfermo en estado vegetativo. Los tiempos cambian y cuando se acaba la ilusión, cuando se acaban la magia, la complicidad y la pasión. No hay que pensar en que se pierde un amor sino en que se gana una amistad.
    Lo duro de esto es que casi nunca se apaga la llama en los dos corazones a la par y la llama que todavía permanece encendida, ha de pasar siempre por un doloroso proceso de apagado que a veces se prolonga demasiado tiempo.
    Se que es triste cuando hemos tardado mucho en encontrar algo que creíamos que era lo que buscábamos y de repente lo perdemos, pero no somos dueños de nuestro destino ni del de quien nos rodea.
    Adaptarse a lo efímero de los tiempos implica no ver el fin de un amor como tal, sino el pistoletazo de salida en la búsqueda de uno nuevo. Nuevas ilusiones, nuevas emociones… nueva magia.
    Tal vez un día consigamos esa bombilla que permanezca a nuestro lado iluminándonos hasta el fin de nuestros días, pero mientras tanto hay que seguir buscando una nueva cada vez que se funda la que teníamos.

  2. yo creo que la lección es que no hay que buscar ser irremplazables para los demás, sino más bien trascender. Como el que hizo ese foco. Quizá no sepamos su nombre, pero su obra trascendió más de cien años.

Deja un comentario, es gratis y anónimo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s